Encuestas

Según su opinión: ¿Qué tipo de contenido deberí­a ponderar nuestro sitio?
 

BANNER_WEB_CONGRESO_PROVINCIAL_DE_ACTIVIDAD_FISICA_Y_SALUD_2014

Banner_Actividad_fsica

banner_EPS_2013

preg_VPH_2

Calendario_de_vacunas_2014_web_ch_1

Derechos y Obligaciones del personal de Salud

E-mail Imprimir PDF

Derechos
Todas las personas en relación con el sistema de salud tienen los siguientes derechos:

Derecho a la atención apropiada y accesible. Toda persona tiene el derecho a un mí­nimo nivel de atención sanitaria que satisfaga sus necesidades básicas, en un marco de respeto del resto de los miembros de su comunidad, asegurando la equidad en el acceso de los servicios de la salud y justicia distributiva en la asignación de los recursos. Este derecho debe hacerse efectivo, respecto de los servicios esenciales definidos previamente, aún en situaciones de conflictos laborales.
Derecho a no ser discriminados. El sistema de salud debe establecer programas de cobertura o alcance universal, dirigidos a toda la población, a excepción de los programas especí­ficos, que si bien cubren a grupos de riesgo, no debe haber discriminación por razones raciales, económicas, culturales profesionales, polí­ticas, nacionalidades, etc.
Derecho al acceso a la información. Es fundamental para que el paciente desempeñe un papel activo en la atención de la salud, contar con la información los servicios sanitarios a que puede acceder y sobre los requisitos necesarios para su uso, así­ como sobre su situación de salud. A esos efectos, la información se le debe presentar clara, concisa, sencilla, accesible sobre: diagnóstico, estado de salud, alternativas de curación, duración, resultados esperables, en un diálogo entre las partes que facilite la adopción de decisiones por parte del paciente.
Debe garantizarse al paciente que en la obtención del servicio no sacrificará derechos esenciales a su dignidad como ser humano, ya que se trata de una derivación del derecho a la autodeterminación sobre el propio cuerpo. Este derecho comprende el de solicitar, recibir y difundir información e ideas acerca de las cuestiones relacionadas con su salud. No obstante, todo el acceso a la información no debe menoscabar el derecho de que los datos personales relativos a la salud sean tratados con confidencialidad. Este derecho incluye el derecho del paciente de acceder a la información de su historia clí­nica, donde conste por escrito y certificado por sus profesionales tratantes y miembros del equipo de salud, todos los datos relativos a su situación de salud, motivo de consultas, antecedentes, diagnósticos principales y secundarios, terapéuticas, evolución, altas de internación y seguimientos. Cuando el paciente lo requiera debe extendérsele una copia de su historia clí­nica certificada o de su epicrisis.
Derecho a la confidencialidad de toda la información relacionada con su proceso y con su estancia en instituciones sanitarias públicas y privadas.
Derecho a escoger un doctor u otro profesional de la salud y un establecimiento de atención de salud. Entiéndase a este derecho como aquel que da la posibilidad al paciente de optar por un profesional dentro del subsector al que pertenece, en la medida en que exista tal posibilidad de opciones, y por ende, tiene disponibilidad de servicios de acuerdo con las condiciones contempladas en esta en las disposiciones que se dicten para su desarrollo y en las que regule el trabajo sanitario en los centros de Salud. Cuando la disponibilidad es escasa, se dará por cumplido como obligación del Estado con la sola asignación de un médico, cuyo nombre se le dará a conocer, que será su interlocutor principal con el equipo asistencial. En caso de ausencia, otro facultativo del equipo asumirá tal responsabilidad.
Derecho al consentimiento informado. Debe ser recabado el consentimiento del paciente previo informe acerca de su situación de salud, diagnóstico, tratamiento, riegos y ventajas del mismo, como práctica sistemática y por escrito en los casos de transplante, operaciones mutilantes o situaciones que pudieran presentarse por las caracterí­sticas del tratamiento que demanden documentar el derecho de autodeterminación del paciente o en los casos de pacientes incapaces, de sus representantes legales. Este requisito se cumplimenta, según la importancia del tratamiento a instituir, con un formulario de consentimiento informado que en todos los casos debe estar precedido de diálogo concertado entre el profesional tratante y el paciente para estimular una razonada decisión por parte de este último. Ello, salvo los casos de urgencia o de incapaces en que podrá requerí­rsele a un familiar y/o cónyuge o representante legal.
Derechos reproductivos. Este derecho involucra el de acceso a la información, educación, métodos anticonceptivos y prestaciones que lo efectivicen.
Derecho a ser advertido de si los procedimientos de pronóstico, diagnóstico y terapéuticos que se le apliquen pueden ser utilizados en función de un proyecto docente o de investigación. Tal inclusión en ningún caso, agregará peligro adicional para su salud. En todo caso será imprescindible la previa autorización del paciente.
Derecho a reclamar y sugerir. Toda persona esta facultada a utilizar las ví­as de reclamación y de propuesta de sugerencias. En uno u otro caso deberá recibir respuesta por escrito en los plazos que reglamentariamente se autorizan.

Obligaciones:
Todas las personas en relación con el sistema de salud tienen las siguientes obligaciones:

A velar por la conservación y recuperación de la salud personal, familiar y de la comunidad. Ello involucra el deber de la persona y su familia a cumplir con las obligaciones vinculadas a su autocuidado así­ como a cumplir con las disposiciones legales, reglamentos, resoluciones, disposiciones que las autoridades públicas, adopten en su beneficio o el de la comunidad en su conjunto.
A tener el debido cuidado en el uso de las instalaciones de salud. Ello comprende el contribuir al cuidado fí­sico, mantenimiento y cumplimiento de las normas de orden y disciplina de los establecimientos de salud.
A prestar información veraz sobre su situación de salud o datos personales.
A suscribir la documentación correspondiente al alta voluntaria y rubricar el consentimiento. Ello involucra la obligación de rubricar la historia clí­nica, el alta voluntario y/o el rechazo de toda indicación diagnóstica y/o terapéutica.
A respetar la libertad de conciencia y dignidad e integridad de los integrantes de los servicios de salud.
Cumplir las prescripciones generales de naturaleza sanitaria: tanto las comunes a toda la población, así­ como las especificas determinadas por los servicios sanitarios.
Responsabilizarse del uso adecuado de las prestaciones ofrecidas por el sistema sanitario. En especial, en lo que se refiere a la utilización de servicios, procedimientos de baja laboral o incapacidad permanente y prestacio
nes terapéuticas y sociales.

 

Sitio Oficial del Gobierno de la Provincia del Neuquén
©2010 - Todos los derechos reservados - Desarrollado por: OPTIC - Desarrollo Web
Contáctenos a: info@neuquen.gov.ar