boton_Campaa_Nacional_de_Vacunacin_2014

Banner_Actividad_fisica_Loncopue

Banner_Actividad_fsica

banner_Sala_Situacion

banner_EPS_2013

preg_VPH_2

Calendario_de_vacunas_2014_web_ch_1

Sistema de salud de la provincia del Neuquén

E-mail Imprimir PDF

Organización general del sistema de salud de la provincia del Neuquén

Introducción:

El estado definió su responsabilidad para con la Salud en la Constitución Provincial (dictada en 1957), donde se declara: œEs obligación ineludible de la Provincia velar por la Salud y la Higiene Públicas, especialmente en lo que se refiere a la prevención de enfermedades, poniendo a disposición de sus habitantes, servicios gratuitos y obligatorios en defensa de la salud, por lo que ésta significa como capital social.

Dentro de este contexto ideológico, se desenvolvió la polí­tica del sector Salud. El Sistema Provincial de Servicios de Salud está integrado por los recursos de tres subsectores de atención médica: Público, Privado y de Obras Sociales.

El Subsector Público cubre la totalidad de las localidades de la Provincia, a través de Hospitales y Centros de Salud, así­ como a las comunidades rurales, por medio de Puestos Sanitarios y/o visitas periódicas desde el hospital de referencia. En muchas localidades del interior de la Provincia, (el 75% de la superficie) es el único prestador de servicios con internación. Los Subsectores Privado y Obras Sociales han localizado sus efectores con internación en las ciudades de mayor concentración poblacional: Neuquén, Centenario, Plottier, Cutral Co, Plaza Huincul y Zapala. Existen Centros Médicos ambulatorios y consultorios particulares en algunas localidades del interior provincial.

 

En 1970 se formuló una programación de actividades cuyos lineamientos conservan aún plena vigencia y se organizó un sistema de servicios, iniciando un proceso cuya dinámica se ha mantenido, merced a su ratificación por lo sucesivos gobiernos jurisdiccionales.

La programación de actividades pone énfasis en la promoción y protección de la salud, la atención médica básica y el saneamiento del medio.

Además de la modalidad tradicional de la asistencia hospitalaria a través de consulta e internación, se mantiene atención en Centros de Salud ambulatorios (urbanos) y se efectúan visitas a los pobladores rurales, como se mencionó anteriormente, por parte de médico, odontólogo, agente sanitario y otros integrantes del equipo de salud.

Organización sectorial:

El Subsector Público Provincial comprende:

- Un Nivel Central normativo y de conducción general.

- Una red integrada por los establecimientos prestadores de servicios.

El nivel central es conducido por la Subsecretarí­a de Salud, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, la cuál ejerce su función de conducción hacia las Jefaturas de Zonas Sanitarias. El equipo técnico de la Subsecretarí­a de Salud cubre las áreas de Salud Integral, Gestión de la Calidad, y Administración, apoyadas por las áreas de Información y de Epidemiologí­a.

El sistema responde a un modelo organizacional regionalizado e integrado, a través de una Red de Establecimientos escalonados en niveles de complejidad creciente, agrupados en Zonas Sanitarias, para lo cual se divide el territorio en Areas Programáticas locales, bajo la administración de una Zona Sanitaria, que es responsable del funcionamiento de los Servicios de Salud de su área y capacitada para articular el funcionamiento de los recursos. En este momento, el Sistema está integrado por seis Zonas Sanitarias, además del Hospital Provincial Neuquén, que al depender directamente de la Subsecretarí­a de Salud, tiene el rango de una zona sanitaria más. En cada Zona Sanitaria, hay un Hospital Cabecera Zonal, de mediana complejidad con el cual se vinculan a través de interconsultas y derivaciones, otros hospitales de baja complejidad, ubicados en localidades vecinas.

Existe un hospital que, por su ubicación geográfica (en la confluencia de las rutas que se dirigen hacia la capital provincial) progresivamente va tomando caracterí­sticas de Hospital de Referencia Interzonal para las Zonas Sanitarias III y IV, que es el Hospital Zapala, y un Hospital de Referencia Provincial (máxima complejidad del sistema), que es el Hospital Dr. Castro Rendón, en la ciudad de Neuquén.

Las caracterí­sticas de los establecimientos se normalizaron según las pautas nacionales de la œGuí­a para la Clasificación de los Establecimientos de Atención Médica por los niveles de complejidad (Secretaria de Estado de Salud Pública de la Nación, 1969), que define el nivel de los establecimientos asistenciales teniendo en cuenta:

- La diversificación de las actividades que realizan y, por ende

- El grado de diferenciación de sus servicios.

En cuanto a los niveles de complejidad, debe entenderse que, en términos generales, los hospitales de Baja Complejidad (Nivel III) ofrecen Atención Médica Indiferenciada a través de profesionales especialmente capacitados en Medicina General.

En los servicios de Mediana Complejidad (Nivel IV) se incorporan las Especialidades llamadas Básicas: pediatrí­a, obstetricia, cirugí­a y clí­nica médica.

En el hospital interzonal (Nivel VI) y en forma parcial en las cabeceras de zonas se agregan las especialidades de traumatologí­a, oftalmologí­a y otorrinolaringologí­a, además de algunas prácticas de diagnóstico más complejas.

El hospital provincial (Nivel VIII) dispone de casi la totalidad de las subespecialidades médicas, además de mantener actividades permanentes de docencia e investigación.

Todos los hospitales de la provincia cuentan con atención odontológica, así­ como radiologí­a y laboratorio, de acuerdo con su nivel de complejidad.

A su vez, en algunas localidades hay Centros de Salud, que dependen del hospital local, asistidos diariamente por profesionales del mismo.

En diferentes parajes de las áreas rurales existen Puestos Sanitarios, que están a cargo de agentes sanitarios y reciben visitas médicas y odontológicas periódicas, desde su hospital base.

La provincia cuenta con 30 hospitales (1105 camas), 71 centros de salud, 100 puestos sanitarios rurales (incluyendo lugares de visita periódica); además de 14 establecimientos con internación privados y de obras sociales (638 camas).

La Zona Metropolitana conduce los servicios de Salud de la Ciudad de Neuquén (con excepción del Hospital Provincial Neuquén), que comprenden al Hospital Bouquet Roldán, el hospital Horacio Heller y 17 Centros de Salud, todos ellos con un área programática asignada.

El triángulo que - hacia el este- forma la Provincia, está atendido por seis hospitales: Centenario, Plottier, Senillosa, El Chocón, San Patricio del Chañar y Rincón de los Sauces, bajo la conducción de la Zona Sanitaria I, con asiento administrativo en la ciudad de Neuquén.

El área centro sur de la Provincia está atendida por tres hospitales: Cutral Co, Picún Leufú, y Piedra del Aguila y constituye la Zona Sanitaria V, con asiento administrativo en Plaza Huincul.

La Zona Sanitaria III, con cabecera en Chos Malal, atiende el cuadrante norte de la Provincia, con seis hospitales: Chos Malal, Tricao Malal, Andacollo, Las Ovejas, Buta Ranquil y El Cholar.

La Zona Sanitaria IV atiende el sector sur, con cuatro establecimientos: San Martí­n de los Andes, Juní­n de los Andes, Villa la Angostura y Las Coloradas, con cabecera en San Martí­n de los Andes.

El sector oeste está atendido por siete hospitales dependientes de la Zona II, con asiento en la Ciudad de Zapala: Zapala, Mariano Moreno, Bajada del Agrio, Las Lajas, Loncopué, El Huecú y Aluminé.

Todos los hospitales, así­ como los puestos sanitarios (o Escuelas Rurales colindantes), están conectadas por una red de radiocomunicaciones, existiendo además teléfono en todas las localidades y en algunos parajes rurales. Además disponen del servicio de correo electrónico, vinculado con la Subsecretarí­a de Salud y, por su intermedio, con la Red Académica Nacional. Los hospitales recurren a sus ambulancias para las derivaciones por ví­a terrestre y, en caso de requerirse evacuaciones por ví­a aérea, el servicio es prestado por empresas particulares.

Antecedentes:

Hacia 1970 algunos de los elementos que caracterizaban la situación de salud provincial eran los siguientes:

a) Alta natalidad.

b) Alta mortalidad general e infantil.

c) Alta incidencia de enfermedades inmunoprevenibles, respiratorias y diarreicas.

d) Elevado número de muertes sin atención médica y por causas mal definidas.

e) Existencias de endémias con elevadas incidencias y prevalencias (Hidatidosis, tuberculosis).

f) Escasez de servicios de salud, (inexistentes en muchas áreas del interior).

g) Escasez del personal de salud, con elevados porcentajes de personal empí­rico en enfermerí­a (82% de empí­ricas en 1970).

h) Alto número de partos domiciliarios, sin atención médica y sin control durante el embarazo.

i) Carencia de normas de atención, supervisión y evaluación.

j) Falta de integración de los efectores entre sí­ y con el nivel central.

k) Atención únicamente de la demanda espontánea, con acciones de recuperación, y casi sin actividades de promoción y protección.

l) Muy escasa participación del sector salud en el saneamiento básico del medio ambiente, a pesar de los serios problemas existentes en tal sentido.

Las polí­ticas adoptadas se sustentaron en los siguientes principios:

a) Decisión polí­tica de asignar a la salud el carácter de prioridad fundamental y apoyarla con los recursos necesarios.

b) Incorporación de la salud a los planes de desarrollo del Gobierno Provincial.

c) Organización sectorial basada en el reordenamiento del nivel central, la zonificación y la integración de todos los efectores oficiales, con aplicación del principio de normatización central y descentralización ejecutiva.

d) Extensión de cobertura de la atención médica a toda la población.

e) Incorporación de los conceptos de administración de salud (determinación de prioridades, programación, uso racional de recursos, evaluación, etc.) en todos los estratos del sector.

Para abordar las prioridades en salud determinadas por la magnitud y vulnerabilidad de los problemas, se llevaron a cabo fundamentalmente las siguientes actividades programadas.

a) Adecuación de los efectores para la atención de la demanda. Ello comprendió, su ordenamiento por niveles de complejidad crecientes, con asignación a cada una de ellos de œáreas programáticas donde desarrollar sus actividades. Ampliación y creación de hospitales; creación de œconsultorios Periféricos periurbanos y de œPuestos Sanitarios en zonas rurales; incorporación de personal de acuerdo a las prioridades; capacitación, en primer lugar, del personal empí­rico; equipamiento adecuado, etc.

b) Atención materno infantil (control de la embarazada y del niño menor de dos años según normas; atención institucional del parto; asistencia alimentaria con leche en polvo a los grupos bajo control).

c) Inmunización con vacuna Triple, Doble Adultos, Doble Niños, Antisarampionosa, Sabin, siguiendo normas nacionales, por medio de un programa regular permanente en toda la Provincia, reforzándolo con los operativos nacionales.

d) Control de la Tuberculosis (búsqueda de casos, tratamiento según normas, control de contactos, vacunación BCG).

e) Control odontológico programado del escolar.

f) Control del vector transmisor de la Enfermedad de Chagas.

g) Control de la Hidatidosis.

h) Saneamiento básico del medio ambiente.

Logros obtenidos:

Los resultados de la aplicación de la polí­tica de salud antes mencionada fueron altamente favorables a corto plazo y se mantuvieron con esa caracterí­stica a lo largo de los años, aún con cambios de gobierno y del marco general de profundo decaimiento socioeconómico del paí­s de los últimos años.

El Dr. Aldo Neri en su libro œSalud y Polí­tica Social (Editorial Hachette-1982) expresó que œNeuquén llevó a cabo desde 1970 un proyecto innovador y ejemplar, fruto de una buena administración y de alerta sensibilidad polí­tica que aplicó sin temor ideas progresistas y modernas y que, por su solidez, resistió los embates de las crisis institucionales mayores desencadenadas en el segundo lustro de la década del 70.

Los principales fenómenos que muestran el impacto que se obtuvo sobre la salud de los habitantes de la Provincia son:

- Descenso de los indicadores de mortalidad.

- Reversión del peso relativo de las Muertes por Causas Agrupadas, apuntando a la estructura observada en pueblos con mayor nivel de desarrollo.

- Casi desaparición de las enfermedades inmunoprevenibles.

En los últimos 30 años se han controlado, en buena medida, las enfermedades transmisibles y aquellas más vulnerables, sobre todo en los niños, emergiendo ahora una patologí­a de menor vulnerabilidad (accidentes y cáncer); situación vinculada con las acciones de salud y el desarrollo y con el cambio de la estructura de la población, con aumento del grupo de personas de mayor edad.

En cuanto a la formación de recursos humanos, se privilegiaron originalmente dos disciplinas: la especialidad en Medicina General, a través de una residencia que funciona desde 1974, y la formación de Enfermeros, con la creación de la Escuela Superior de Enfermerí­a en 1985. Se han realizado, además, numerosos cursos anuales para formación de Auxiliares de Enfermerí­a, merced a lo cual se pudo erradicar a los Empí­ricos. Por otra parte la modalidad de atención en las áreas rurales exigió la formación de agentes sanitarios. Actualmente la residencia de Medicina General se desarrolla en los Hospitales Bouquet Roldán (Ciudad de Neuquén) y Zapala; mientras que en el Hospital Provincial Neuquén, se dictan Residencias lineales en clí­nicas básicas, traumatologí­a, bioquí­mica y anestesia.

El momento actual:

La población total de la Provincia del Neuquén, de acuerdo con la proyección del Censo 2001 para el año 2003, es de 494 358 habitantes.

En lo que hace a los recursos humanos, hay un médico por cada 423 habitantes, una enfermera por cada 248 y 1,7 enfermeras por médico. Existen 244 agentes sanitarios distribuidos en el interior de la Provincia.

La natalidad, históricamente alta, está disminuyendo. En los años 1970 y 1980, prácticamente no mostró variantes (con tasas de 34,7 y 34,9 o/oo respectivamente), mientras que en 2003 desciende a 19,7 o/oo.

La tasa de mortalidad general, que en 1970 era 10,4 por mil habitantes, muestra un descenso gradual hasta llegar al 4,4 o/oo en 1991 y 4,5 o/oo en 2003.

La tasa de mortalidad infantil, a la cual se le asigna mucho valor como indicador sanitario multicausal, tení­a un valor de 108 o/oo en el inicio del Plan de Salud (108 muertes en menores de un año, por cada 1.000 nacidos vivos), constituyendo en ese entonces uno de los peores indicadores del paí­s. Tuvo un descenso espectacular en los primeros años del Plan, que ha continuado “ más gradualmente “ hasta el año 2003 en que su valor fue de 10,4 o/oo.

Las estadí­sticas vitales de 2003 arrojan los siguientes resultados, según domicilio habitual en la Provincia del Neuquén.

NATALIDAD 19,7 o/oo

MORTALIDAD GENERAL 4,5 o/oo

MORTALIDAD INFANTIL 10,4 o/oo

MORTALIDAD NEONATAL 7,0 o/oo

PRECOZ 6,1 o/oo

TARDIA 0,9 o/oo

MORTALIDAD POSTNEONATAL 3,4 o/oo

MORTALIDAD PERINATAL 14,2 o/oo

MORTALIDAD 1 a 4 AÑOS 0,7 o/oo

MORTALIDAD MATERNA 0,4 o/oo

FUENTE: * ESTADISTICAS VITALES “ INFORMACION BASICA 1998 “ MINISTERIO DE SALUD DE LA NACION

Estos datos, tomados de estadí­sticas nacionales, muestran ligeras diferencias con las provinciales, debido a la corrección de los domicilios a nivel del paí­s.

Se continúa prestando especial atención al área Materno Infantil, que ha completado la normatización del control del embarazo y atención del parto, de patologí­as obstétricas prevalentes, seguimiento ambulatorio del niño con bajo peso al nacer, atención inmediata del recién nacido, salud sexual y reproductiva, con sus subprogramas de prevención del cáncer de cuello uterino e indicaciones médicas contraceptivas.

 

Sitio Oficial del Gobierno de la Provincia del Neuquén
©2010 - Todos los derechos reservados - Desarrollado por: OPTIC - Desarrollo Web
Contáctenos a: info@neuquen.gov.ar